lunes, 5 de septiembre de 2016

JIM MORRISON EN PARIS: PARTE I


Tomado del libro Jim Morrison, Mort ou Vif, de Hervé Muller. Ediciones Ramsay. 1991. Traducido del francés por Raúl Lino Villanueva.

Hervé Muller es una de las muy pocas personas que conocieron a Jim Morrison en París, meses antes de su muerte. Aquí nos cuenta lo que fue su experiencia de unos pocos días con Morrison.


París, 7 de mayo de 1971.

“…JI-IM-M-MOR-RI-SON!”. De las profundidades de mi sueño, escucho una voz desencarnada…Golpes sordos….Abro un ojo renegando. No había duda, tocaba a la puerta. Con insistencia.

Una voz entrecortada, aparentemente muy cansada por los seis pisos que había subido sin ascensor, se esfuerza gimiendo lo más fuerte posible: “Soy yo, Gilles….es-toy-ah-con-ahh-Ji-him-ah-Mo-oh-rrr’son…(suspiro)…Ah…bre……”. Renegando y no muy bien despierta, pero con más coraje que yo, mi novia, Yvonne, se levantó con un largo suspiro para abrir la puerta. Apenas abierta, la combatiente gira sobre si mismo bajo el peso combinando de nuestro amigo Gilles Yepremian y la forma titubeante que lo acompaña…

Yvonne y yo vivíamos en esa época en un gran estudio, en los techos de un viejo edificio, plaza Tristan Bernard, en la Av. Ternes. Dos amigos, de pasada en Paris, un belga y un gringo pasaban la noche en casa. Este último de repente se despertó, por todo la bulla, y se sienta, pensando en el hashis que tenía en su mochila: “¿Es la policía!?”
No era la policía.



El desconocido se suelta, pasa el umbral de un paso incierto y sube la mirada hacia nosotros…Esta vestido con un especie de mandil sucio y un jean que debe pararse solito. Unos mechones ocultan su rostro hinchado en donde distinguimos algunos vestigios de rostro angelical de antaño…Este vagabundo gordo borracho sería Jim Morrison? IMPOSIBLE!
Oscilando de forma inquietante, hace una señal con la mano incluyendo Yvonne y yo y nos lanza: Hi, you g-guys! How’y’doin’, uh? Si le saludo es apenas comprensible, tanto las sílabas que llegaban a pasar el umbral de su labios se telescopeaban, su voz, por el contrario, sorprende por su volumen sonoro, y sobre todo por la claridad del timbre, inmediatamente reconocible, contrastado. A pesar del contexto, escuchar lo me recuerda rápidamente “When the music’s over” y su legendario We want the world and we wanit….NOW!

Now? Esta noche el mundo puede dormir tranquilo, Jim Morrison a olvidado hasta su propia existencia: acaba de caerse, directo delante de él, como un árbol abatido, acostado borracho en nuestra cama. Es pesado el ogro. Yvonne y to logramos empujarlo lo justo para recuperar una esquina donde pasar el resto de la noche acurrucados, con Jim Morrison roncando a nuestros pies! A principios de mayo poca gente sabía que Jim Morrison estaba en París. Y como la grasa y la edad habían modificado su fisionomía, no era reconocido muy seguido.

Como no hacía nada por ocultarse, la noticia se filtra. Una noche, en el Barrio Latino, encuentra con los miembros de un grupo americano instalado en París, Clinic. Pasa la noche entera con ellos, bebiendo y cantando. Siempre es que por el intermediario de un amigo de los miembros de Clinic supe que Morrison estaba, o estuvo, en París. La sorpresa fue cuando una noche…


El Rock'N'Roll Circus....luego cambió de nombre, pardojicamente, a Wiskhy a Go Go.

Gilles comienza entonces a explicarnos el cómo y le porqué de esta extraña visita nocturna. Es en el pasadizo que sirve de entrada al Rock’N’Roll Circus que lo encontró, totalmente borracho, insultando a los que llegaban al bar. El seguridad lo botó. El amigo Gilles entró entonces a ayudar al cantante en perdición. El problema era que una vez haberlo sacado de allí no sabía qué hacer con él, entonces lo metió en un taxi y lo trajo a casa. “Bueno….bien….debo irme. Nos vemos”. Gilles se fue e Yvonne y yo nos miramos, luego miramos la masa acostada en nuestra cama.

La mañana siguiente, después de emerger de su sueño, mira alrededor suyo…”¿UDs quienes son? ¿Dónde estoy?”...pregunta en inglés., un poco sorprendido. Le explicamos. Ríe diciendo que no recuerda nada. Lo más sorprendente es que se le ve fresco, como una rosa. Como lo que tenemos para ofrecerle por desayuno no es de su agrado, nos invita a los cuatro a desayunar fuera.


Fuente:



domingo, 19 de junio de 2016

LA ÚLTIMA LLAMADA TELEFÖNICA DE JIM MORRISON


Tomado del libro Riders on the Storm, de John Densmore (con Phil Cousineau). Arrow Books. 1991. (Primera publicación por Bloomsbury Publishing Limited). Traducido del inglés por Raúl Lino Villanueva.


John Densmore, baterista de los legendarios The Doors, revive y transcribe la última llamada que recibió de Jim Morrison desde Paris.



Los Ángeles,  abril de 1971.

El teléfono suena un martes en la mañana.
 “Hey compadre, que tal, ¿cómo estás?” dijo la voz que yo conocía muy bien, esa vos whyskienta que me provocaba terror.
 “Hey Jim”, respondí tentativamente, pensando que él era la última persona en el mundo con la que quería hablar. “¿Cómo está todo por allá’” agregué. “¿Qué tal Francia?”
 “Ok, no tan mal” dijo Jim. “¿Cómo va el L.A. Woman?
No sonaba cargado (ebrio)…¿Tan temprano en la mañana? Espera un minuto, pensé, es temprano por la tarde allá.
 “Bien, realmente lo está haciendo muy bien”, dije entusiasmadamente. “Love Her Madly es un hit y a todo el mundo realmente le gusta el álbum”. Lo que no iba a decirle era que ya estábamos ensayando. Sin él.  Lo hicimos antes, pero ésta vez yo tenía la idea de seguir sin él. Tan duro admitirlo, no podía pensar en otra sesión de grabación de un disco con el Dr. Jekyll rock star mundial.



 “Sí, todo está muy bien”, alucinaba si podría sospechar algo.
 “Bueno, tal vez deberíamos hacer otro disco
 “Claro, Jim, buena idea
Mala idea. Espero nunca más encontrarme en una sesión de grabación contigo de nuevo. Está bién que quieras rock´n´rollear de nuevo, especialmente con nosotros, pero creo que es por las razones equivocadas. Nunca hiciste nada porque pensabas que igual vendería. Pero quizá te diste cuenta que los cuatro éramos un gran equipo. Quizá no escribiste la Gran Novela Americana que hubieras querido. Probablemente si bebiste la Gran Novela Americana.
 “¿Cuando crees que regresarás?” le pregunté, mientras deseaba que no sea pronto porque deseaba hacer valer su sugerencia de que Ray, Robby y yo hiciéramos algunas instrumentales.
 ¿Traición? A Jim?-----¿A los fans? A nosotros?
 A la mierda, es un alivio tocar sin Morrison.
 “Oh…en unos cuantos meses
 “Electra quiere “Riders on the Storm” como segundo sencillo (single) del álbum, entonces tienes bastante tiempo
 “Un segundo sencillo….wow…debe irnos muy bien
 “Yeah



Pero yo sabía que seguiríamos sin él. Y era un alivio. Sólo espero que Ray y Robby sigan en esto. Él no puede regresar, pienso. Él solo quiere tocar blues, lo lento, suave, blues monótono, lo que es grandioso para un cantante como él, pero aburrido para un baterista como yo.
 Me maldecía a mí mismo por como Jim llevaba su vida en Paris. Si regresa estoy seguro que los otros miembros de la banda los aceptarían. Así yo diga que no. Si reaparece, nos veo desperdiciando el resto de nuestros conciertos en clubs tugurientos y en sesiones de grabación gruñientas. El lado más bajo de una cima. Pienso que moriremos.
No puedo irme. No ahora.
 “Bien, bueno….nos vemos después
 “Yeah, gracias por llamar”.
Colgué, temblando, aliviado. Y entonces pensé, ¡Jesús Cristo! Espera un minuto. Ray, Robby  y yo hemos ensayado algunas canciones instrumentales grandiosas. Quizá no regrese. Estábamos comprometidos. Espera que le cuente a los otros. No van a creer que él quiere hacer otro disco!...en su empapada condición alcohólica. Sabía que su sobriedad era temporal.

 “Dios”. Me dije, suspirando.


martes, 8 de diciembre de 2015

DEL PORQUE JIM MORRISON ERA DISTANTE CON SU FAMILIA


Tomado del libro Jim Morrison: Life, Death, Legend, de Stephen Davis, Ghotam Books, Penguin group. 2004. Traducción por Raúl Lino Villanueva

Jim Morrison y su abogado de siempre, Max Fink.


Si hay que creerle al abogado de confianza de Jim Morrison, la introducción de Jim a la sexualidad fue temprana. En 1969, en plena preparación para el juicio por obscenidad y conducta lasciva que podía haberle costado a su cliente una sentencia de cárcel, el abogado Max Fink, de Beverly Hills, hizo un informe de la historia sexual de Jim Morrison. Según la transcripción de una entrevista posterior grabada en cinta, realizada por Margaret, la esposa de Fink, el abogado dijo que preguntó a Jim por qué había elegido exhibir sus partes en el escenario en su estado natal de Florida. “Pensé que era una buena manera de rendir homenaje a mis padres”, respondió Jim.


La familia Morrison

 Desconcertado, y consciente del abismo que parecía separar a Jim Morrison de su familia, Fink preguntó entonces qué le habían hecho sus padres. Según se dice, Jim habló del trauma de mojar la cama, y luego dejó caer que, de muchacho, un hombre había abusado de él. Jim rehusó a decirle a Max Fink quien le había asaltado sexualmente, salvo para decir que era alguien cercano a la familia. Cuando Jim intentó contárselo a su madre, declaró Fink, ella se puso furiosa, le llamó mentiroso, e insistió en que una cosa así nunca podía haber ocurrido.

Jim Morrison en 1952, 9 años de edad


 Fink dijo que Jim se puso a llorar a medida que le contaba la historia, y manifestó que Jim había dicho que nunca perdonaría a su madre por eso. (Para que conste, los abogados de la familia Morrison niegan categóricamente que cualquiera de dichos incidentes o ese “supuesto comportamiento” hubieran sucedido jamás)


martes, 31 de marzo de 2015

MY WILD LOVE




MI SALVAJE AMOR

Jim estaba a ratos con Pamela, seguramente quería estar más con ella de lo que estaba, él pagaba las épicas juergas compradoras de Pamela en Rodeo Drive de Beverly Hills. Con Pam que murmuraba a sus amigos “esto me lo debe”, mientras se gastaba una fortuna en YSL. Ella era famosa (y odiada) en la ciudad por sus exquisitas botas francesas de ante, los caros chales italianos, y por la medicación anti sicótica con stellazine en el bolso. Jim sufría una sangría monetaria para que Themis siguiera funcionando, además de financiar los viajes de las compras de Pam y las adquisiciones de existencias.



Todavía una gran belleza a sus veintitrés años, ella a menudo tenia un aspecto fantasmal y desnutrido, según ella, porque Jim la prefería con el cuerpo delgado y de muchacho, muchos suponían que tomaba heroína, en especial desde que se durmió en una fiesta ofrecida por Ahmet Ertegun, el afable presidente turco de Atlantic Records, del que se rumoreaba que intentaba conseguir a los Doors cuando expirara el contrato con Elektra.

Después de que Pam volviera en si, Jim se puso hecho una furia, saltando sobre el sofá de cuero, recitando poesía, y al parecer intentando dañar los cuadros feos de Ertergun, y tuvo que ser conducido a la limusina en la que Pamela, ya había caído en estado de inconciencia .



Los Doors habian intentado durante meses que Jim se afeitara y aseara sin ningún resultado, hasta que un publicista consiguió una sesión fotográfica con la revista neoyorquina de espectáculos "Show“, de corta vida, que tenia una sección fija sobre la tienda favorita de algun personaje celebre, Themis figuraría como la exclusiva camisería hippie de Jim morrison. Cuando la fotógrafa Raeanne Rubinstein llegó de Nueva York , Jim Morrison la recibió en la puerta de Themis, totalmente afeitado y recién peinado, luciendo una chaqueta de Nehru absurdamente moderna.



A lo largo de la sesión, que duro todo el día, Jim se mostró atento y considerando, posando con “Pamela Roselily” (como se la identificaría a ella en los pies de la foto) y sus lacayos de aspecto gay, y solo sosteniendo enormes cristales de roca y luciendo unas ropas de colores tan feos que, de otra manera, él no se hubiera puesto ni loco.

Rubinstein quedo fascinada: " ellos eran un tipo de pareja que no me era desconocido en esa época - le dijo a la escritora Patricia Butler - "parecían tener una especia de dulzura y cortesía entre ellos, una especie de cualidad etérea, como si no estuvieran allí del todo. Eran geniales de esa manera romántica y soñadora en la que tendía a ser entonces si estaban entre los afortunados, lo que en realidad eran Jim y Pamela"



FUENTE: JIM ORRISON: VIDA MUERTE Y LEYENDA

domingo, 15 de febrero de 2015

ENTREVISTA A TONY FUNCHES, (Guardaespaldas de Jim)



Babe Hill, Tony Funches y Jim



EL JUICIO DE MIAMI..

¿Cual era el estado de ánimo de Jim antes de que el proceso empezara?
Difícil de decir. Como cualquiera, se preparó para lo peor, tenía confianza en sus abogados Max Fink And Associates (Beverly Hills) y Paul Josephson (Miami). Éstos eran dos grandes bufetes de abogados e inmediatamente pensé que él partía sobre la base de que los abogados lo harían solos. Pero había siniestras nubes en el horizonte. El juez fue elegido a dedo para que el circo fuese de forma adecuada mientras aseguraba movimientos legales claves que beneficiaban a la acusación. Muy discreto. Obtuve esta idea de Max y Paul cuando tuve la oportunidad de tener con ellos un diálogo inteligente. De todas formas, toda la historia del juicio es extremadamente larga. 


¿Alguna vez habló sobre si era culpable o no de exhibicionismo?

Sí, desde el punto de vista de un observador distraído en el estado de la expresión artística. Por supuesto, es humano racionalizar los errores cometidos hiciera o no (no lo hizo) tan nefasto acto. Era OBVIO que "los censores" pondrían el "desvanecimiento de Janet Jackson" y "galletas de mierda verde" sobre tanta depravación. Él (y el resto de nosotros) vimos que su juicio estaba tan motivado politicamente y que la escena de desnudo de Hair, la habilidad de Lenny Bruce para actuar, y que artistas y escritores pudieran ser encarcelados por cualquier variación de la retorcida moral (no) lógica conduciendo este juicio. "SHOW".

Aparte de eso, mencionó de pasada que la encarcelación no lo mataría (quizás sí) y que podría dar muchos temas para escribir y profundizar sobre ellos, una vez más viéndose él mismo como un observador a diferencia de un activista. Estoy seguro que Jim era suficientemente humano como para estar preocupado por todo lo negativo de su encarcelación y también era lo suficientemente humano para estar preparado para hacerlo lo más posible. Cuando se habló sobre esto, habló en estos términos.






¿Recibió el apoyo de los otros Doors o estaban enfadados por la cancelación de la última gira?

John sólo tuvo problemas con la tensión la cual siempre rodeaba cualquiera de las bien publicitadas travesuras de Jim. Nunca ví a Robby o Ray disgustados o gruñir y morder a Jim por todo aquello. En general, ellos permanecían muy UNIDOS. Seguro, todos sentían el miedo a lo desconocido en la medida en que hacia donde dirigiría la carrera de los Doors el resultado del juicio, pero no más que cualquier familia se preocupa por uno de sus miembros si es condenado por un crimen. De hecho, The Doors utilizaron el intelecto superior que tenían e hicieron muchas cosas innovadoras, antes y después de todo el asunto de Miami... 

Ellos habían formado los Doors como una sociedad de cuatro miembros, con los Doors siendo dueños de todo lo que grabaron como The Doors y todos compartían las responsabilidades en los asuntos de gestión. Y mientras Bill Siddons y Bob Greene hacían un excelente trabajo en el área de gestión financiera, eran los Doors los que tomaban las decisiones de mando después de toda la información y opciones que eran desarrolladas y trazadas. Cuando el arresto de Jim hizo que no les pudieran contratar los promotores, fueron pioneros en el negocio de promocionar sus propios shows, normalmente con promotores locales actuando como el contacto local. Fueron los primeros en hacerlo, ahora es una práctica común en la industria.



¿Quién estaba en el jurado? ¿Cómo era?

La "Farsa" de hoy en día. Abogados con "cara de joker" (ellos vs nosotros) sacando el tema de la exclusión, para predisponer el jurado a tu favor, estuvo en plena fuerza. Florida era mejor conocida por su tolerancia racial entonces de lo que lo es ahora. Casi cada uno de los votantes registrados llamados para el jurado popular era el standard WASP (White Anglo-Saxon Protestant). Digo casi porque un señor negro mayor estaba sentado en la sala entre los miembros del jurado potenciales. Como el juez y los abogados cotorreaban una plétora de galimatías legal, con mociones y discursos que se hacían eternos, los miembros del jurado potenciales no tenían nada que hacer excepto observar las idas y venidas de los músicos, policías, séquito y los sujetos de los medios. Dado mi peso, talla y apariencia, fueron capaces de extrapolar que yo estaba ahí por propósitos específicos en nombre de los Doors y/o Jim Morrison, el acusado.
El señor negro y yo tuvimos un contacto visual y rara vez permitía que eso fuese obvio para otros, por razones obvias. Este hombre, aunque anciano, era alto, relativamente esbelto para su edad (60-70), tenía unos rasgos muy afilados, y una intensidad eléctrica de inteligencia en sus ojos. Max Fink y Paul Josephson sabían que este tipo sería despedido por los fiscales. Les llevó muchos días conseguirlo. Pero cuando lo excluyeron del jurado me echó una rápida y severa mirada, asintió con la cabeza ligeramente y abandonó el juzgado con un gesto de elegancia solemne...posiblemente haciendo su declaración de todo aquello en la única forma que le permitían. 


Jim y su abogado Max Fink


¿Cómo era este tipo? 
Como el hermano gemelo de Albert King con un peinado distinto. Creo que era un militar retirado, pero eso es pedir demasiado a mi memoria senil con la que he acabado....
En términos demográficos, el resto del jurado era como un cruce entre "Las Mujeres Perfectas"(y maridos) vs "Word y Cune Cléber". Ciudad WASP. Dios, déjame ver...NADA como Florida y Miami estos días y durante las elecciones del 2000; barre todos los votos de los tipos negros ...Mierda! No podría ser un deja-vu una y otra vez...Mientras los orígenes eran de todo el mapa, los abogados hacían un gran esfuerzo para sacar (inclinación deliberada) del jurado lo que querían en cuanto a adivinar como irían cuando llegara la hora del veredicto.


¿Estaba Jim afectado por el veredicto?

Decepción lógica. Los idealistas esperan que la justicia prevalezca acorde a la Constitución, los realistas conocen que los cabrones nos enterraran a todos después de una vida miserable de sometimiento al gran poder económico de la clase media, como dirigida por la clase dominante. Aparte de eso, Jim podía ser un ejemplo perfecto de estoicismo respecto a él mismo y como elegía adaptarse (y acondicionarse) a esta gran sociedad. Conocía las posibilidades desde el principio. Aparte de su propio intelecto, él también estaba extensamente informado (al igual que los Doors) de todos los posibles resultados. Max y Paul eran mejores que Áticas Inc. y Clarence Farrow en mi opinión...y sabía que 'The Warren Court' podía hacer lo que Nixon no podría ni soñar; adherirse a la Constitución. Llegando a ese punto a través de los procesos de apelación podían volver loco a cualquiera.


En fotos del juicio, Jim fue visto a menudo escribiendo en un cuaderno y más tarde al ser preguntado dijo que esperaba sacar un libro de esa experiencia. ¿Alguna vez viste sus notas? ¿Qué pasó con ellas? 

No, consideraba que sus notas eran privadas y tenía la intención de demostrar que así seguía siendo. Después de todo, tenía una excusa como guardaespaldas/compañero/amigo si miraba por encima de su hombro mientras él hacía garabatos. Cuando surgían otros temas de conversación que trataban de esta farsa, mencionaba que había apuntado algo y nosotros lo dejábamos estar así. Bastante a menudo Jim mantenía varios cuadernos cerca para escribir instantes o deliberaciones que él había estado procesando en el formato que quisiera antes de pasarlo al papel...perfeccionando sus pensamientos y observaciones como la mayoría de los escritores hacen. No tengo ni idea de lo que pasó con sus manuscritos durante los años que pasamos juntos...sólo puedo suponer que deberían haber terminado en manos de su familia...





¿Recuerdas si Patricia Keneally visitó a Jim durante el juicio? Y si lo hizo, ¿estaba contento de verla?

No, no estaba contento, pero dada la gravedad de la atmósfera del juicio incluso Jimbo subconscientemente frenó "el cerebro del largarto" y la aguantó. Nadie podía aguantar a esa zorra, para ser sincero...pero Jim se las arregló él solo con cada mujer que aparecía y el resto mostrábamos suficiente cordialidad para evitar una catástrofe desproporcionada que podría estallar mientras el juicio se hacía interminable. Todos mostrábamos nuestro mejor comportamiento por pura y obvia necesidad...Y ten presente, The Doors y Jim estaban teniendo demasiada publicidad en la prensa, y esa publicidad dejaba claro que Jim, Ray, Robby y John estarían en Miami varios meses, así que alguien que quisiese aparecer podría llegar a Miami, enterarse de la calle o del periódico local donde estaban los Doors, aparecer de improvisto en 'El Carillon' y esperar la vieja emboscada. Tenía que tratar mucho con eso, pero ciertas "tácticas" no podían ser desplegadas para prevenir que los tipos insoportables "estuvieran ahí". Nos manejábamos tan bien como las circunstancias nos permitían siempre dentro del parámetro de: "NO MALA PRENSA". 


Hacer malabarismos en el Circo de Pam y Patricia era un poco incierto para todos nosotros, algo más para Jimbo...adoptó la vieja postura "estoica" mientras Pam y Patricia vomitaban bolas de pelo...Mientras Keneally estuvo allí, TODO EL MUNDO intentaba evitarla lo más posible. Yo también, dentro de mi responsabilidad profesional. Mientras/cuando estaba presente Jim discretamente desaparecía con ella, y el resto de nosotros simplemente creíamos "mientras sea feliz y esté tranquilo..."




Jim y Patricia Keneally


¿Qué hizo en Miami cuando no estaba en el juzgado? ¿Pudo divertirse aparte del viaje a las Bahamas?

Alternativamente hacíamos todas las "opciones de entretenimiento" que Dade County nos permitía, desde tranquilas cenas en el hotel hasta probar la "cocina étnica" local, beber (con moderación y a tope), películas, conciertos, las espléndidas damas de aquí los Estados Unidos, coger un barco (el gran evento del esquí acuático...), y explorar la vida nocturna. Todo el mundo sabía algo sobre The Hump Room y Canned Heat. No sé si fue en las Bahamas, o exactamente cuando ocurrió, pero creo que durante esos pocos días de descanso en la vista previa del abogado sparring, el resto del séquito volvió a casa a LA incluido yo, mientras Jim cogió un vuelo corto a Sudamérica para visitar a algunos autores brillantes (Gabriel García Márquez?) y relajarse solo. Había intentado insistir en que debería ir con él. No era época para arriesgarse a que pasase cualquier cosa, pero Jimmy me hizo sentirme mejor y tranquilamente me dijo que iba a hacer esto solo. Así que volví a LA con el resto del séquito de los Doors y relajado y preparado para volver a Armpit City, aka Miami.


Unos días después Bill Siddons y Ray me llamaron a mi casa en Venice, diciendo que llevase mi culo a la oficina tan pronto como fuera posible. Arrastré mi culo hasta el 8512, ví una limusina en el aparcamiento, subí las escaleras y me pusieron al corriente. Sospecho que Max y Paul tenían la idea de que dentro de la aplicación de la ley federeal en Florida Jim iba a ser atizado y jodido cuando volviera a los EEUU, que sería por el punto de entrada de la aduana de Miami. Fui informado para que todos los planes estuvieran en su sitio, llegar al punto de entrada de aduanas del aeropuerto de Miami y ASEGURARSE de que nadie, arrestaran a Jim o peor, le pusiese drogas encima. Era una práctica común de lo policías entonces, aún hoy es una práctica común. 



Nuestro chofer habitual (no puedo recordar su nombre, ese tío era genial!) bajó desde La Cienaga hasta el aeropuerto. Me apresuré hacia la parte de primera clase del avión. Ya tenía información en guiarme a los puntos de control de las aduanas y fui allí tan pronto como me abrieron las puertas del avión. Mi información decía que Jim vendría en un determinado vuelo a una determinada hora y acertó. Como de costumbre, examiné a todos los "trajes" y "abrigos” (los federales), los catalogué cuando me prestaron atención y todos esperamos.



Cuando le ví, él me vio y ambos sonreímos. Estaba caminando con el resto de los pasajeros. Cuando los "trajes" se colocaron, se identificaron para llevarse a Jim a que fuera "examinado", tres se colocaron alrededor mió (fantasmas!). Empecé a armarla, llamé (por instrucciones previas) a Paul Josephson, después a Max Fink, The Doors Office, Leon Barnard (creo...), y me preparé para una batalla importante; sabía que mi fianza estaba cubierta y estos imbéciles estaban haciendo el gilipollas con mi compañero!; "¡Manos a la obra!".



Uno de esos jóvenes Federales impolutos se acerco a mí, mientras sus compañeros y yo estábamos listos para hacer ruido, y tranquilamente me aseguró que (A) ellos no iban a hacer nada excepto la revisión no-invasiva, que estaba establecido como standard cuando un acusado regresaba a los EEUU desde fuera del país, y (B) que asegurarían su seguridad (nada de colocarle drogas) mientras le revisaban, si cooperaba y (C) si eligiese no cooperar ellos por ley tendrían que encarcelarle, y (D) no debería empezar machacando el sistema judicial federal o iría a la cárcel también. 



Mi respuesta fue (A) exigir, dentro del cumplimiento de mis funciones, estar cerca de Mr. Morrison mientras esto ocurre como representante de su oficina y compañía (Doors Music, Inc) también como observador en nombre de Max Fink y Asociados de Beverly Hills y los bufetes de Paul Josephson, Miami. Fui satisfecho en este asunto y Jim era suficientemente listo para saber que los Doors y los abogados me habían protegido con medios para que nada pasase. Así que aceptó, principalmente porque no estaba sorprendido del todo, y era suficientemente inteligente para saber que no era el momento ni el lugar para meterse en una batalla con el enemigo. 



La tensión de todo aquello le afectó, y después de que los Federales me lo hubiesen enviado, tenía que soltar la tensión...Pobre Jimbo desgraciadamente escogió una ofensiva curiosa. Después de andar unas cien yardas por todo el hall, empezó a hablar sobre la fuerte opresión del sistema en la gente de todo el mundo, comparándolo a la opresión que los amos ejercían sin piedad sobre los esclavos de mis ancestros. Entonces él se paró y gritó a nadie en concreto "¡Traedme un negro que me lleve las maletas!"



Yo tiré sus maletas, le cogí con mi mano derecha, agarrando su cuello, hombre y brazo, levantándole hacia mí y avisándole que su metáfora elegida podría necesitar una modificación...Pidió disculpas y las acepté. Nunca antes había manifestado los efectos de la intensa vigilancia y presión a la que estaba sometido, y lo entiendo. Siempre había sabido que Jim no podía tolerar el racismo y nunca había ni un solo prejuicio en él. Estas cosas no las escuché mucho en el tiempo que pasé en la Familia de los Doors. Sabía que era su forma de descargarse. 






Si Jim no era racista, entonces ¿por qué hay tantos relatos (especialmente en el libro de Frank 'A Feasts of Friends') de Jim usando la palabra negro? ¿Era simplemente para hacer perder el control a la gente? 
Curiosamente, desde mi punto de vista, sería fácil estar en ambos lados de esa pregunta. En esa época llegué a ser conocido en el negocio, pocos (si había alguno) negros tenían algo que ver en el negocio. Algunos ejecutivos, racistas ocultos, comprendieron rápidamente que los pequeños niños blancos podrían ser intimidados por la presencia de grandes chicos negros, así que muchos fueron despedidos para fomentar ese tipo de temor ilegítimo en lugar de inteligentemente elaborar medidas de seguridad que había ideado y llevado a cabo. Donnie Branker, que fue el que me reclutó para el negocio del rock and roll lo vio correctamente y cualquier éxito que yo tenga fue/es resultado directo de que Donnie observó que yo sabía lo que estaba haciendo. 



Jim creció en un hogar racista, en un estado racista donde una COMUNIDAD ENTERA DE NEGROS AMERICANOS FUE QUEMADA a principios del siglo 20. La mayoría de los habitantes fueron asesinados por la multitud de Blancos alborotados, y la comunidad Rosewood dejó de existir. De ahí es de donde Jim viene, y él pudo, de vez en cuando, haber soltado sin querer algunos de esos venenos asquerosos sin pensar. De hecho él veía a los Negros Americanos del mismo modo que a los Nativos Americanos, como víctimas étnicas de genocidio (su término, yo lo he adoptado...) y yo, por la presente, afirmo categóricamente que James Douglas Morrison no era racista y yo debería saberlo. Yo fui su (contacto más cercano) guardaespaldas durante unos años y soy un sensible hombre adulto negro americano con unas ciertas nociones de habilidad de observación.



Jim podía ser conocido por decir muchas cosas para ver la reacción de aquellos que sospechaba tenían motivos subyacentes...Como he dicho antes, Jim podía leer el carácter de la gente y sus miedos más secretos... y realmente lo que a la persona le hacía 'tick'...si él usaba la "palabra mágica" para ese propósito, yo nunca era consciente de eso. 




Volviendo a su viaje a Sudamérica, ¿recuerdas exactamente qué países visitó y con qué autores contactó? 

Creo que el escrito era García Márquez, que más tarde ganó un Pullitzer y/o otro premio de renombre, y creo que el país era Chile...aunque esto es estrictamente un recuerdo de algo que pasó hace mucho tiempo, podría estar equivocado...estoy seguro que hay otros que pueden corregirme si me equivoco en esta parte. De todas formas, cuando volvimos a LA, hablamos un poco sobre todo...él se extendió (un poco) sobre sus vacaciones, su viaje...estaba muy impresionado por el contenido del trabajo de su amigo y escritor García Márquez, y sintió un "simpático" espíritu afín en Márquez y en otros autores que veían el inexorable avance de la derecha conservadora tragándose países y culturas en una escala global...al menos, eso es en lo que él y yo estuvimos de acuerdo mientras el avión volaba y nosotros bebíamos...y hablábamos...




Después de Miami, The Doors tuvieron muy mala prensa. ¿Alguna vez perdieron el favor del público?

No dentro del contexto de los fans VERDADEROS de los Doors..."the fluff" eran,son y siempre serán moscas cajoneras, yendo de moda en moda. Los verdaderos fans de los Doors eran fans verdaderos entonces y lo son aún ahora. De hecho, la mezcla proporcional cambió; algunos estaban "conmocionados y sorprendidos". "Mildred! tápale los ojos al niño!", y sus hijos tenían que aparentar que lo aceptaban, mientras secretamente se identificaban con la rebelión representada por las preguntas lanzadas por los Doors. Otros YA SABÍAN que Jim podía ser capaz de probar límites nunca imaginados. Lo que fuera que descubriese atravesando dichos límites serían nuevos conocimientos de realidad y el resto de nosotros simplemente dijimos: "Rock on, Holmes".


¿Dirías que Jim se sentía como pasado de moda, como si no fuese relevante nunca más?...

No del todo. Estaba "cansado" de estar en "el huracán" sin parar por ese (aparentemente largo) número de años...Y estaba creciendo más impaciente para completar la metamorfosis de cantante de los Doors al status verdadero retrasado ampliamente de "inquisidor metafísico" y poeta y la "vida sencilla" que ese estatus podría prometer.


...¿O se sentía con éxito consiguiendo lo que podía y preparado para hacer algo nuevo?

Sí, mirando lo que los Doors podían conseguir, en cuanto a exponer las cosas que eran capaces de transmitir por medio de ser simplemente los Doors. Ese éxito de hecho aún les sorprendía un poco. The Doors SABÍAN que eran completamente diferentes de lo que había antes y también sabían que nadie podría repetir lo que estaban haciendo. Jim y el resto de los Doors asimismo sabían que no podrían durar ni durarían PARA SIEMPRE, los demás estaban buscando una transición "más ordenada"....y Jim no era un MBA en planificación absolutista...pero, sí, Jim estaba cansado del circo del Rey Lagarto. El resto de los chicos lo sabían y todos ellos sabían que finalizaría, debería finalizar, en algún momento...







Jim publicó varios libros de poesía después de Miami. ¿Cómo eran sus hábitos de escritura? 

Normalmente escribía mucho cuando estaba solo, lo que era a menudo. Él y yo sabíamos cuando quería simplemente relajarse, ya fuese en su habitación del hotel mientras estaba de viaje o en su casa para ese asunto. Algunas veces él escribía unas líneas en alguno de sus cuadernos cuando se le ocurría algo dondequiera que estuviésemos para reflexionar y editarlo más tarde, pero la escritura REAL normalmente lo hacía cuando estaba solo.


Muchas de sus canciones y poemas fueron escritas antes o al principio de la carrera de los Doors. ¿Disminuyeron sus habilidades por su estilo de vida y el alcohol?

No soy sentencioso, tampoco estoy cerca de ser un "Crítico". Así que con eso dicho, demonios NO!. Con todas las experiencias, la madurez y los años bajo sus espaldas sumados muchas cosas se vuelven más claras. Él MADURÓ....


¿Alguna vez viste a Jim tomar drogas? ¿Heroína?

¿Que si le ví drogarse? Tenía que hacerlo: ¡Tomaba drogas CON ÉL! ¿Heroína? Nunca, la odiaba, ambos la despreciábamos. Nos manteníamos felices con cocaína, hierba y alcohol...quizás alguna pastilla "extraña" aquí y allí.





¿Conocían todos la adicción de Pam a la heroína?
Sí. Te sería más fácil esconder un búfalo en un calcetín...



¿Cómo supiste que Jim se iba a ir a Francia? ¿Sus planes eran a largo plazo o tenía pensado volver a LA?

Lo habíamos discutido, como una conversación de pasada cuando los tiempos eran por lo demás tranquilos; comiendo en restaurantes, yendo aquí y allí en taxis, limusinas o coches alquilados; ese tipo de chácharas. Jim, Ray y Siddons habían estado comentado informalmente sobre aquello durante varios meses, aunque nada concreto. Yo había aceptado el trabajo en Denver con Barry Fey y fui allí el 4 de Julio para empezar mientras simultáneamente también atendía cualquier concierto de los Doors. Estaba muy tranquilo todo hacia el final de aquellos días. Simplemente "apagándose".


¿Aún se le permitía legalmente abandonar el país?

Max Fink y Paul Josephson no eran unos cualquiera; la respuesta es sí.


Salli Stevenson me sugirió que Jim abandonó el país para evitar ir a la cárcel. ¿Estás de acuerdo?

No. Ridículo, nunca lo insinuó, ni mencionó a ninguno de nosotros, que lo conocíamos tanto como se puede conocer a un "genio solitario" por sus contemporáneos....Después de irse, sabíamos que los Doors continuarían ensayando sin él. 

¿Tenían la intención desde el principio de sacar un álbum sin Jim? 
No por lo que sé pero no tenía conocimiento de estas deliberaciones, si éstas tuvieron lugar....y el resto de los chicos sabían de mi "afinidad" con Jim, así que dudo que hubiesen querido discutir el tema cuando estaba yo presente. 





¿La oficina seguía funcionando bien después de que Jim se fuese?

Sí, estaba el NEGOCIO de los Doors que continuaba, royalties, negociaciones de posibles conciertos, impuestos, inversiones, nominas de los discos, todas esas tareas continuas de cualquier negocio que se debían atender, aunque en una escala menor.


Yo mismo, salí de la nómina semanal y una base por concierto cuando me trasladé a Denver con Barry. Diré que los Doors me pagaban MUY BIEN por llevar a cabo mis funciones, ¡mantener a Jim fuera de todo problema! Lo hice y se me pagó como corresponde.



Por favor describe la última vez que le viste. De hecho cuéntanos la primera vez también (¡no lo pregunté!)

Primera vez: Bill Siddons me recogió de las oficinas en West Coast Productions, donde había sido jefe de seguridad y fuimos a comer. Bill soltó su rollo, y me ofreció el trabajo, alejar a Jim de los problemas...después de eso, nos pasamos por las oficinas de los Doors, subimos las escaleras. Ray y Robbie eran optimistas (con reservas) de que encajaría bien; todo el mundo en el negocio musical en LA me conocían, mi reputación, que YA había conseguido (Keith Richards?) y todo eso...así que...después de un rato, Jim entró y fuimos presentados los unos a los otros otra vez mientras Ray y Bill comentaban si yo sería capaz de evitar que la gente "fastidiase" a Jim. Pensó sobre eso y dijo "Claro, ¿por qué no?" Jim sugirió que diésemos una vuelta y nos conociésemos un poco mejor, a lo largo de la calle hasta Phone Booth, donde hablamos y bebimos y nos enrollamos con strippers y compartimos una raya o tres...y eso fue todo!. Se relajó, yo YA estaba relajado y todos los DEMÁS se relajaron.


Última Vez: Justo después del concierto en la Isla de Wight, estábamos esperando a recoger a Hendrix, The Who y los demás (el concierto iba con MUCHO RETRASO) y simplemente rememorando...y me recordó que él y Pam iban a pasar un tiempo en París. Reiteré que pensaba que haría bien en tenerme ahí un tiempo mientras se instalaban. Él dijo "Na, ahí es diferente y estaré ok". Le dejé ir así. Nos miramos, solos en el backstage del público, nos dimos la mano, y caminamos. Me aseguré que llegase bien a Heathrow y entonces encontré una chica, cogimos una borrachera de espanto y volví a Denver tres días después.



¿Cómo supiste de su muerte?

Bill Siddons llamó a la oficina de Barry Fey en Denver y me lo contó. Estaba preparado para dejar todo y coger un avión pero Bill dijo que no había nada que pudiese hacer. Estaba todo terminado y hecho. Me tomé unos días libres.


¿Cómo crees que murió? 

Sospeché inmediatamente que algo estaba jodidamente mal. ¡El cabrón tenía la constitución de un puto caballo! El alcohol y las drogas que habíamos tomado, y el tío nunca había mostrado ningún indicio de problemas de salud. No hay forma de probar que los matones de Nixon no lo mataron (aún pienso que lo hicieron) pero cuando el "factor-heroína de Pam" evolucionó hacia eso, lo que era obvio para el mundo en general...


¿Qué deberían saber los fans y no-fans sobre Jim Morrison?

Nos separaremos si no cuentas la historia de quien era el HOMBRE, ¡un tío normal! Un genio, sí. Pero, sobre todo, era simplemente un tío normal que le gustaba estar con GENTE real normal. 



Fuente: www.doors.com


domingo, 7 de diciembre de 2014

5 DE JULIO DE 1968: LIVE AT THE HOLLYWOOD BOWL

Tomado del libro Jim Morrison: Life, Death, Legend, de Stephen Davis, Ghotam Books, Penguin group. 2004. Traducción por Raúl Lino Villanueva.





Pamela le había enviado a Jim un hermoso chaleco azul oscuro, con intrincados bordados con hilo dorado, que se había traído de los zocos de Marrakech. Le dijo que no contara con ella, porque tenía compañía.. Le dijo que debía abandonar a los Doors. Ya llevaba varios meses diciéndoselo. Pam detestaba a los Doors, pensaba que todo el rollo estaba por debajo del talento de Jim. Jim no discutió con ella y le recordó que los Doors pagaban las facturas de su alquiler, la boutique y todo lo demás.

Jim en la prueba de sonido 
(tomado del libro "We Got The Neutron Bomb  - The Untold Story of L.A. Punk" )

El Hollywood Bowl se construyó en Cahuenga Pass en 1922 como un anfiteatro espectacular con un aforo de 18 mil personas sentadas, teatralmente situado en las colinas encima de la ciudad. Era un local de noche ideal para la Filarmónica de Los Ángeles y las compañías de ópera para las que se diseñó, pero era mucho más conflictivo cuando se dedicó a los conciertos amplificados de rock. El equipo de los Doors fue dos días antes para montar los aparatos, cincuenta y cuatro altavoces alineados a lo largo de los veintisiete metros del escenario, lo bastante fuerte para que se oyera a un kilómetro y medio de distancia.

El Hollywwod Bowl en 1968

El nuevo miembro del equipo de los Doors, Harrison Ford, era un actor con ganas de triunfar; entre sus tareas figuraban algo de carpintería y (según un rumor hollywoodense no comprobado) conseguir hierba para el grupo. Manejó también una de las cámaras durante el rodaje con cuatro cámaras del concierto.

Harrison Ford en 1968 (Beach Patrol Cop)

El concierto agotó las entradas por completo y creó una gran experiencia en Los Ángeles. Los locutores de la emisora KHJ observaron que el público era aún más enloquecido que el que los Monkees había convocado unos meses antes. Steppenwolf abrieron la calurosa noche estival con sus nuevos éxitos “Born to be wild” y “Magic Carpet Ride”. Los Chambers Brothers excitaron a los adolescentes con su larga improvisación psicodélica “Time Has Come Today”. Mick Jagger, que antes del concierto había cenado con los Doors, se sentó entre cajas y observó atentamente cómo se desarrollaba todo.

The Chambers Brothers abriendo para The Doors en el Hollywood Bowl

Los Doors salieron al escenario hacia las nueve en punto en medio de una escena de multitud furiosa y sirvieron una actuación mansa que decepcionó a todos los asistentes del concierto. El violento dios del rock estuvo ausente. El político erótico, el chamán eléctrico, el Rey Lagarto, ninguno de esos personajes se mostró. En vez de ello, Jim sorprendió a todo el mundo y cantó, en pantalones de cuero y su chaleco marroquí, desde un lugar fijo del escenario, sin apenas moverse. Lucía una cruz de plata colgada al cuello, que nadie la había visto jamás, y fumaba un cigarrillo tras otro, cosa que tampoco era habitual. Solo cuando tenía que gritar se inclinaba hacia el micro y se soltaba, y ocasionalmente se permitía incurrir  en uno de sus hermosos y agachados bailes hopi.

Los demás músicos se miraban el uno al otro con perplejidad mientras Jim interpretaba los éxitos y luego las canciones del recién editado Waiting for the sun: “Five to One”, “Hello I love You”, “Spanish Caravan” y “The Unknow Soldier”. Después de cada canción, multitudes de adolescentes le gritaban que tocaran “Light My Fire”, Deslizó dos secciones de “Celebration” en “Horse Latitudes”, y tres poemas nuevos (“Accident”, “Grashooper” y “Ensenada”) en “The End”, de principio a fin, Jim mantuvo una mirada vacía, sonriendo un poco, sin molestarse en establecer contacto con el público.




Hubo varios factores implicados en este concierto tibio. Mick Jagger, Marianne Faithfull y Jimmy Miller estaban en primera fila, de modo que Jim estaba bajo la mirada despiadada de Jagger. Pamela y su “novio” se abrazaban unas cuantas filas detrás. Los ardientes focos para la filmación convertían en calentado al blanco el habitualmente oscuro escenario de los Doors. A Jim evidentemente le incomodaba el gigantismo del Bowl, y la inmadurez de los chicos inquietos que se reían del grupo, les lanzaban objetos, abucheaban las canciones nuevas y se largaban en pleno concierto. Si, como Pam le dijo a Jones, Jim actuaba colocado con LSD, se las arregló bastante bien, y proporcionó una actuación musicalmente sin fallos. Los chicos esperaban rock teatral puro rozando con el sacrificio humano, y en su lugar se encontraron con un programa televisivo en directo. John Densmore se enfureció cuando Robby le dijo que Jim se había tragado una dosis de LSD antes de empezar.

Mick Jagger y Marianne Faithfull no fueron a la fiesta posterior. Después Jimmy Miller dijo que en el trayecto de vuelta al hotel, Jagger se quejó de que los Doors eran aburridos. El concierto del Bowl había sido un éxito financiero pero una experiencia muy deprimente. Mick Jagger aprendió como no fingir en un gran concierto de rock.

Pamela y Chistopher Jones fueron al backstage después del concierto. Jones esperó fuera mientras Pam entró al camerino. Luego sacó la cabeza por la puerta y le indicó a Jones que entrara. Cuando él entró, Jim agarró a Pam y la sentó de modo que sus piernas quedaran separadas. “Él estaba allí sentado sonriéndome – declaró Jones a la periodista Patricia Butler –, con Pam en su regazo, y ella me miraba un tanto nerviosa. Pero Jim ya sabía lo nuestro, e intentaba armarme una buena. Pero yo me quedé allí y le brindé una sonrisa de satisfacción, ¿sabes?¿De quién se reía él?